Armonias con fantasia - Editorial Oslo

Vaya al Contenido
ARMONÍAS CON FANTASÍAS

Todos  hemos oído que  escuchar música  clásica nos  brinda una inteligencia superior. En la década de los noventa se popularizó la teoría de que escuchar específicamente a  Mozart  incrementaba la inteligencia de los  bebés que la escuchaban. Con modernos equipos y tecnologías, incluyendo la computación, se encontró algo de lo más sorprendente.
Cada composición de  Mozart tiene un ritmo de 0.5 segundos entre una nota musical  y otra lo que equivale  a  120 notas en  un minuto,  algo que ningún otro compositor ha logrado. Escuchar las composiciones de  Amadeus Mozart proporciona  una sensación de  felicidad,  libertad  y seguridad,  permitiendo respirar y pensar con gran  facilidad. Investigadores estudiaron un amplio rango de música, mediante un análisis incluyeron a  Mozart,  Bach y  Chopin, entre cincuenta y cinco de los mas reconocidos compositores; encontraron que la música de Mozart tiene  una repetición periódica de ciertas ondas. El resultado fue que las personas analizadas en el estudio que escucharon música de Mozart, aumentó de ocho a nueve puntos su coeficiente de inteligencia, en comparación a otros grupos. El “Efecto Mozart” se provoca porque los ritmos, melodías y frecuencias altas de su música,  estimulan y  cargan las zonas creativas y  motivadoras  del cerebro, por ello es necesario utilizar para el aprendizaje música con estas características y no con cualquier tipo de música.

Armonía con fantasía

Regreso al contenido